Las vacaciones siempre nos invitan a la relajación y al descanso…en teoría…pero esta Semana Santa nos invadieron las actividades turísticas con la visita de dos extranjeros en casa que decidieron dedicar su “spring break” a conocer México y vivir un poco la experiencia de nuestra vida en este país.

Con esto en mente, mi familia y yo encontramos un buen propósito para las vacaciones para que nuestros visitantes regresaran, sin duda, con una idea clara de la riqueza de nuestro país y desempolvaran un poco su concepto erroneo de que sólo hacemos buenas telenovelas.

Así que nos dimos a la tarea de armar un buen recorrido turístico, dentro del cual incluimos la visita a San Miguel de Allende, lugar que nosotros visitamos con frecuencia, pero en esta ocasión, quedamos igualmente sorprendidos de la magia extendida que sigue ofreciendo este maravilloso lugar!.

Explorando, explorando, nos encontramos con este sitio arqueológico, espectacular en paisaje y construcción que está a 20 minutos de San Miguel, donde se encuentra un complejo de pirámides de la cultura otomí.

El lugar se llama Cañada de la Virgen, que nada tiene que ver con la cultura otomí, pero toma su nombre por la localización de este asentamiento prehispánico en medio de cañadas y ríos que lo rodean como protegiéndolo.

Este sitio arqueológico es relativamente nuevo, pues al INAH le tomó varios años de investigación y limpieza del lugar y se inauguró al público en 2011.

La construcción de este complejo de 3 pirámides se llevó a cabo por los otomíes entre los años 540 y 1050 d.C., a partir del estudio y contemplación de la Ruta del Sol y cada pirámide cuenta con características especiales e historia diferente que vale la pena conocer al visitar el lugar.

La visita a la Cañada de la Virgen resulta ser una gran experiencia para cualquier visitante, pues a diferencia de otros lugares arqueológicos, éste cuenta con una logística muy bien organizada, donde se evitan los tumultos, gracias a las visitas guiadas que ofrecen cada hora con grupos limitados de personas en camionetas especiales para llegar a las pirámides.

El resto de la visita se los dejo a ustedes, vale la pena darse la oportunidad de descubrir este lugar y dejarse sorprender por un tesoro más de los que San Miguel de Allende guarda a sus alrededores.

La Cañada de la Virgen ofrece visitas de Martes a Domingo de 9am a 5pm.

Por Bety Villa

 

Comparte con el Mundo!